rinitis.es.

rinitis.es.

¿Cómo afecta la alergia a los ojos?

La alergia es una reacción del sistema inmunológico ante sustancias llamadas alérgenos, que son comunes en el ambiente y no causan problemas a la mayoría de las personas. Uno de los órganos más afectados por la alergia son los ojos. La alergia ocular, también conocida como conjuntivitis alérgica, afecta a una gran cantidad de personas en todo el mundo, causando malestar y disminución de la calidad de vida. A continuación conocerás los síntomas, causas y tratamiento de esta alergia.

Síntomas de la alergia ocular

Los síntomas más comunes de la alergia ocular son el enrojecimiento, picor, lagrimeo, hinchazón, sensación de cuerpo extraño, fotofobia y secreción ocular. Estos síntomas se presentan en ambos ojos y se pueden agravar al exponerse a los alérgenos presentes en el ambiente, como el polen, el polvo, los ácaros, entre otros.

Causas de la alergia ocular

La alergia ocular es causada por la exposición alérgenos a los que el organismo del individuo tiene una sensibilidad. Los principales alérgenos que afectan los ojos son el polen, el polvo, el pelo de animales, los ácaros y algunos alimentos. Estos alérgenos pueden desencadenar una respuesta del sistema inmunológico, que produce histaminas y otras sustancias inflamatorias que causan la reacción alérgica.

Diagnóstico de la alergia ocular

El diagnóstico de la alergia ocular se realiza mediante la historia clínica, la exploración física, el examen oftalmológico y pruebas específicas de alergias. Es importante realizar una exploración oftalmológica completa para descartar otras enfermedades oculares que pueden presentar síntomas similares.

Tratamiento de la alergia ocular

El tratamiento de la alergia ocular se basa en el control de los síntomas y la prevención de futuras exposiciones a los alérgenos. Los tratamientos más comunes son los antihistamínicos, los estabilizadores de mastocitos, los corticosteroides tópicos, las lágrimas artificiales y la inmunoterapia específica.

Antihistamínicos

Los antihistamínicos orales o tópicos son una de las opciones más comunes de tratamiento para la alergia ocular. Estos medicamentos bloquean la acción de la histamina, que es la sustancia responsable de los síntomas alérgicos. Algunos antihistamínicos son de venta libre y otros solo se pueden obtener con receta médica.

Estabilizadores de mastocitos

Los estabilizadores de mastocitos son medicamentos que reducen la liberación de histaminas y otras sustancias inflamatorias. Estos medicamentos se administran en forma de gotas oculares y tienen un efecto duradero. Sin embargo, pueden tardar una o dos semanas en empezar a actuar.

Corticosteroides tópicos

Los corticosteroides tópicos son medicamentos que reducen la inflamación y la hinchazón en los ojos. Estos medicamentos pueden aliviar rápidamente los síntomas de la alergia, pero su uso prolongado puede causar efectos secundarios como cataratas, glaucoma y aumento de la presión intraocular.

Lágrimas artificiales

Las lágrimas artificiales son una opción de tratamiento que ayuda a mantener los ojos hidratados y alivia la sequedad y la irritación ocular causada por la alergia. Estos productos no contienen medicamentos y se pueden adquirir sin receta médica.

Inmunoterapia específica

La inmunoterapia específica, también conocida como vacunas para la alergia, puede ser una opción de tratamiento para personas que tienen una alergia ocular grave y que no responden a los medicamentos convencionales. Esta terapia implica el uso de dosis regulares de alérgenos para disminuir la sensibilidad del cuerpo a ellos.

Medidas preventivas para la alergia ocular

Hay varias medidas preventivas que pueden reducir la exposición a los alérgenos y disminuir los síntomas de la alergia ocular. Estas medidas incluyen:
  • Evitar los alérgenos conocidos que causan la reacción alérgica.
  • Mantener las ventanas cerradas durante la temporada de polen.
  • Usar gafas de sol para proteger los ojos del polvo y el sol.
  • Lavar la ropa de cama y la ropa con regularidad para reducir la presencia de ácaros del polvo.
  • Utilizar un deshumidificador para reducir la presencia de humedad en el hogar.

Conclusión

La alergia ocular es una reacción alérgica que afecta a muchos individuos en todo el mundo. Esta alergia causa síntomas incómodos y disminución de la calidad de vida. Es importante controlar los síntomas y evitar la exposición a los alérgenos para reducir la prevalencia de la alergia ocular. Los tratamientos más comunes son los antihistamínicos, los estabilizadores de mastocitos, los corticosteroides tópicos, las lágrimas artificiales y la inmunoterapia específica. Si experimentas síntomas de alergia ocular, es importante buscar tratamiento médico para recibir un diagnóstico adecuado y recibir el tratamiento adecuado.