rinitis.es.

rinitis.es.

¿Cómo se administra la inmunoterapia en casa?

La inmunoterapia es uno de los tratamientos más efectivos para tratar las alergias, especialmente aquellas que no pueden ser aliviadas con medicamentos o cambios en el estilo de vida. La administración de la inmunoterapia generalmente se lleva a cabo en una clínica o hospital por un médico especializado. Sin embargo, con la aprobación de la FDA en 2017 de una opción de autoadministración para la inmunoterapia subcutánea, es posible que los pacientes administren la inmunoterapia en casa.

Entonces, ¿cómo se administra la inmunoterapia en casa? En este artículo, vamos a discutir todo lo que necesitas saber sobre la auto-administración de la inmunoterapia en casa, incluyendo quiénes son los candidatos, cómo preparar la dosis adecuada y cómo administrarla correctamente.

Candidatos de auto-administración de la inmunoterapia

No todos los pacientes son candidatos para auto-administrar la inmunoterapia en casa. En general, sólo aquellos que han estado recibiendo inyecciones subcutáneas regulares durante al menos seis meses, y que han tolerado bien sus dosis, son considerados candidatos para auto-administrar en casa.

Además, es importante que los pacientes tengan un historial de reacciones leves a las inyecciones subcutáneas, sin ningún historial de reacciones alérgicas graves. Cualquier paciente con un historial de reacciones alérgicas graves debe ser supervisado de cerca en una clínica u hospital para administrar la inmunoterapia.

Preparación de la dosis adecuada

Antes de auto-administrar la inmunoterapia en casa, los pacientes deben asegurarse de que tienen la dosis adecuada. Esto se hace midiendo la dosis requerida y llevando un registro detallado de la frecuencia y cantidad de inyecciones subcutáneas recibidas.

La dosis adecuada puede variar de un paciente a otro y puede ser ajustada por el médico que supervisa al paciente. Es importante seguir todas las recomendaciones médicas y no ajustar la dosis sin consultar al médico primero.

Administración de la inmunoterapia

Una vez que se ha determinado la dosis adecuada, es hora de administrar la inmunoterapia. Antes de comenzar, los pacientes deben asegurarse de tener todas las herramientas necesarias, incluyendo jeringas, agujas, preparación de la dosis y alcohol para limpiar la piel.

También es importante administrar las inyecciones subcutáneas en un lugar limpio y bien iluminado, y asegurarse de que alguien esté presente en caso de una reacción alérgica.

Para administrar adecuadamente la inmunoterapia, los pacientes deben seguir los siguientes pasos:

1. Lave las manos y prepare las herramientas.

2. Limpiar la piel en el sitio de la inyección con alcohol.

3. Sacar la aguja de su empaque y ponerla en la jeringa.

4. Inyectar la dosis en el área adecuada de la piel, según lo indicado por el médico.

5. Retirar la aguja lentamente y aplicar una ligera presión en el área de la inyección.

6. Deséchese la aguja, la jeringa y los materiales sanitarios utilizados.

Asegurarse de que se administre la dosis correcta en el lugar adecuado es esencial para garantizar los mejores resultados de la inmunoterapia. Si los pacientes tienen alguna pregunta o inquietud sobre cómo administrar la inmunoterapia, siempre deben consultar a su médico o a un profesional de la salud.

Consideraciones de seguridad

La auto-administración de la inmunoterapia en casa es segura siempre que se sigan todas las recomendaciones y precauciones de seguridad adecuadas. Sin embargo, siempre existe el riesgo de una reacción alérgica grave o anafilaxia después de una inyección.

Es importante que los pacientes sepan cómo reconocer los signos y síntomas de una reacción alérgica grave, como dificultad para respirar, hinchazón de la cara, labios o lengua, y una erupción cutánea generalizada. Si se producen estos síntomas, deben buscar atención médica de emergencia de inmediato.

Además, es importante seguir todas las recomendaciones médicas y evitar ajustar la dosis sin la supervisión de un médico.

Conclusión

La auto-administración de la inmunoterapia en casa es una opción útil para algunos pacientes con alergias que han estado recibiendo inyecciones subcutáneas regulares durante al menos seis meses y han tolerado bien sus dosis. Los pacientes deben asegurarse de tener la dosis adecuada y que se administre correctamente para garantizar los mejores resultados de la inmunoterapia.

Siempre siga todas las recomendaciones médicas y precauciones de seguridad para evitar las posibles complicaciones. Si tiene alguna pregunta o inquietud sobre cómo administrar la inmunoterapia, siempre consulte a su médico o a un profesional de la salud.