rinitis.es.

rinitis.es.

Alergias al polen y la rinitis

Alergias al polen y la rinitis

Las alergias al polen son una de las alergias más comunes en todo el mundo, afectando a millones de personas cada año. Estos alérgenos se encuentran en la naturaleza y se liberan durante la temporada de polinización de las plantas. Cuando los afectados inhalan el polen, sus sistemas inmunológicos reaccionan exageradamente, lo que lleva a una serie de síntomas molestos. Una de las afecciones que se deriva de la exposición al polen es la rinitis alérgica.

La rinitis alérgica es una condición que se produce cuando el cuerpo tiene una reacción alérgica al polen. Esto conduce a una inflamación de la membrana mucosa en la nariz, lo que provoca escurrimiento nasal, congestión y picazón en la nariz y la garganta. En este artículo discutiremos en profundidad las alergias al polen, la rinitis alérgica y cómo pueden ser prevenidas y tratadas adecuadamente.

¿Qué es la polinización?

La polinización es un proceso natural que permite que las plantas se reproduzcan, esencial para dar origen a nuevas plantas. El proceso implicará la transferencia de polen de las flores masculinas a las femeninas, lo que permite la fertilización de la flor hembra.

El polen transportado por el viento o por los insectos es una amenaza para aquellas personas alérgicas al polen. Si bien, la cantidad y el tipo de polen en una determinada zona geográfica varía, normalmente los síntomas de las alergias son más intensos en climas secos y cálidos.

¿Qué es la rinitis alérgica?

La rinitis alérgica es una reacción inflamatoria del sistema inmunológico al polen. Es una condición de todo el año, aunque los síntomas pueden ser más intensos durante el cambio de las estaciones.

Las personas con rinitis alérgica experimentan síntomas como estornudos, picor en la garganta y ojos llorosos, congestión nasal y secreción. A veces, las personas con rinitis pueden experimentar una disminución en el sentido del olfato o del gusto cuando los conductos que conectan la nariz y la garganta están obstruidos. Si las vías respiratorias superiores están congestionadas debido a la rinitis, es común que aparezcan infecciones del oído medio y sinusitis.

¿Qué tipos de plantas son las que más nos afectan con sus polen?

El polen que causa alergias generalmente proviene de árboles, pastos y maleza.

Los árboles que liberan polen al aire son, cipreses, robles, abedules, olmos y fresnos.

Los pastos son una fuente común de alergias, con especies como Bermuda, fescue, trébol y gramíneas que están entre las más comunes.

El ambrosía, una maleza común en muchas partes del mundo, es una de las causas más comunes de alergias relacionadas con el polen.

¿Cómo podemos prevenir las alergias al polen?

Mientras que no se puede prevenir completamente la exposición al polen, se puede reducir la exposición y por tanto, la posibilidad de desarrollar alergias al polen. Aquí te dejamos algunos consejos para lograrlo:

1. Evite salir a la calle los días de alergia: verifique los niveles de polen en la zona donde vive y planifique su día en consecuencia evitando salir al aire libre durante los momentos en que el polen es más abundante. Mantener las ventanas y las puertas del hogar cerradas ayuda a evitar la entrada de partículas de polen.

2. Lávese la cara: lavarse la cara y las manos con frecuencia ayuda a reducir la cantidad de polen que entra al sistema respiratorio.

3. Lave la ropa frecuentemente: la ropa puede recoger polen y transferirlo al hogar.

4. Usar mascarillas: algunos médicos pueden recomendar el uso de una mascarilla para reducir la exposición al polen cuando está al aire libre.

5. Utilice filtros de aire de alta eficiencia: un filtro de aire de alta eficiencia puede filtrar la mayor parte del polen del aire dentro de la casa.

¿Cómo se diagnostica la rinitis alérgica?

Los médicos basaran su diagnóstico de rinitis alérgica en los síntomas. Si tienes síntomas persistentes, el médico puede tomar una muestra de sangre o realizar una prueba de punción cutánea para confirmar si padeces alergias al polen.

Para llevar a cabo una prueba de punción cutánea, se coloca una pequeña cantidad de polen en la piel y se vigila si hay una respuesta del sistema inmunológico. Si se produce una reacción este método de prueba puede indicar qué tipo de polen desencadena los síntomas.

¿Cómo se trata la rinitis alérgica?

Los tratamientos para la rinitis alérgica incluyen medidas generales de prevención, antihistamínicos orales, medicamentos descongestionantes y sprays nasales.
El tratamiento específico dependerá del tipo y gravedad de los síntomas y la identificación del polen causante.

1. Antihistamínicos orales: los antihistamínicos orales, como la loratadina o la cetirizina, reducen la inflamación y la producción de moco.

2. Medicamentos descongestionantes: los descongestionantes, como la fenilefrina, pueden reducir la congestión nasal temporal. Sin embargo, deben usarse con precaución ya que pueden generar dependencia.

3. Sprays nasales: los sprays nasales que contienen esteroides pueden reducir la inflamación y la producción de moco en la nariz.

4. Inmunoterapia: un médico alergólogo puede recomendar inyecciones de inmunoterapia para personas con alergias a largo plazo.

Conclusión

Las alergias al polen pueden ser una molestia para muchas personas. Sin embargo, con la ayuda de un médico alergólogo, los médicos pueden diagnosticar y tratar adecuadamente la rinitis alérgica.

Mientras que prevenir completamente la exposición al polen es imposible, se puede reducir la exposición y prevenir la aparición de síntomas molestos. Si sufres de alergias al polen, busca un médico alergólogo que pueda ayudarte a determinar el mejor tratamiento para tu caso específico.