rinitis.es.

rinitis.es.

Alergias estacionales: ¿Por qué ocurren?

Las alergias estacionales, también conocidas como fiebre del heno o rinitis alérgica estacional, son una respuesta del sistema inmunológico a sustancias que se encuentran en el aire durante ciertas épocas del año. Estas sustancias, llamadas alérgenos, pueden provienen de plantas, polen, árboles, pasto y otros tipos de vegetación. Las alergias estacionales afectan a millones de personas en todo el mundo y pueden causar síntomas incómodos y en casos extremos, graves.

Causas de las alergias estacionales

Las alergias estacionales son causadas por la exposición a los alérgenos que se encuentran en el aire durante ciertas épocas del año. Cuando alguien con una alergia estacional inhala estos alérgenos, el sistema inmunológico los reconoce como una amenaza y libera una serie de productos químicos que causan inflamación y otros síntomas alérgicos.

Polen

El polen suele ser el alérgeno más común en la primavera y el comienzo del verano. Las flores, árboles y pasto liberan polen en el aire para que puedan fertilizarse. Si inhalas el polen y eres sensible a él, tus síntomas de alergias pueden empeorar. Los síntomas incluyen picazón en los ojos y la nariz, lagrimeo, estornudos y congestión nasal.

Hongos

Los hongos también pueden ser una causa de las alergias estacionales. Los hongos crecen en ambientes húmedos y cálidos, por lo que se encuentran en zonas como los bosques, el césped y otras áreas naturales. Estos hongos liberan esporas en el aire durante ciertas épocas del año, lo que puede causar síntomas alérgicos.

Ácaros del polvo

Los ácaros del polvo son microorganismos que se encuentran en el polvo doméstico. Aunque no son un alérgeno estacional, pueden causar síntomas alérgicos durante todo el año. Los ácaros del polvo se alimentan de la piel muerta de las personas y las mascotas, lo que hace que se acumulen en las camas, alfombras y otros lugares donde haya polvo.

Síntomas de las alergias estacionales

Las alergias estacionales pueden tener una variedad de síntomas, desde leves a extremos. Los síntomas pueden variar de persona a persona y también pueden depender de los alérgenos a los que esté expuesta.

Picazón en los ojos

La picazón en los ojos es un síntoma común de las alergias estacionales. Si estás expuesto a alérgenos como el polen, tus ojos pueden picar y estar enrojecidos. Es posible que también sientas como si tuviera algo en el ojo que te molesta.

Congestión nasal

La congestión nasal es otra afección común en las alergias estacionales. Si eres sensible a los alérgenos como el polen, tus fosas nasales pueden inflamarse y llenarse de moco. También puedes tener dificultades para respirar correctamente a través de la nariz.

Estornudos

El estornudo es una respuesta común del cuerpo a los alérgenos. Si eres sensible al polen, a los ácaros del polvo o a otros alérgenos, puedes estornudar repetidamente. Los estornudos también pueden ser una forma en que tu cuerpo intenta eliminar los alérgenos de tu sistema.

Tos

La tos es un síntoma bastante común en las alergias estacionales. Si eres sensible a los alérgenos, la inflamación en tus pulmones o garganta puede provocar tos. A menudo, la tos es seca y no produce mucosidad.

Tratamiento para las alergias estacionales

Si tienes alergias estacionales, hay algunas cosas que puedes hacer para reducir tus síntomas. El tratamiento para las alergias estacionales varía según el tipo de alérgeno y la gravedad de los síntomas.

Antihistamínicos

Los antihistamínicos son medicamentos que pueden ayudar a reducir la inflamación, la picazón y otros síntomas alérgicos. Estos medicamentos pueden ser muy efectivos para aliviar los síntomas de las alergias estacionales, pero también pueden causar somnolencia.

Descongestionantes

Los descongestionantes pueden ayudar a reducir la hinchazón de los senos nasales y mejorar la respiración. Los descongestionantes pueden ser nasales o orales, pero deben usarse solo temporalmente, ya que pueden ser adictivos y pueden causar otros efectos secundarios.

Inmunoterapia

La inmunoterapia, también llamada "vacunas para alergias", puede ser una opción si tienes alergias estacionales graves. La inmunoterapia implica la exposición gradual a alérgenos durante un período de tiempo, lo que ayuda a controlar las reacciones alérgicas.

Prevención de las alergias estacionales

La prevención de las alergias estacionales puede ser complicada, ya que muchos alérgenos son difíciles de evitar. Sin embargo, hay algunas cosas que puedes hacer para reducir tu exposición a los alérgenos y aliviar tus síntomas.

Evitar la exposición a alérgenos

Si sabes que eres alérgico a ciertos alérgenos, trata de evitar el contacto con ellos. Por ejemplo, podría cerrar las ventanas y puertas en su hogar durante el pico de la temporada de polen. Si eres alérgico a los ácaros del polvo, trata de mantener tu hogar limpio y libre de polvo.

Usar mascarilla protectora

Si estás al aire libre durante el pico de la temporada de polen u otros alérgenos, usa una mascarilla protectora. Estas mascarillas pueden ayudar a reducir la cantidad de alérgenos que respiras y ayudarte a sentirte más cómodo. En conclusión, las alergias estacionales son causadas por la exposición a alérgenos en el aire durante ciertas épocas del año. Los síntomas pueden incluir picazón en los ojos y la nariz, congestión nasal, estornudos y tos. Hay una variedad de tratamientos disponibles, desde antihistamínicos hasta la inmunoterapia. La prevención de las alergias estacionales puede ser complicada, pero evitando la exposición a los alérgenos y usando una mascarilla protectora puede ayudar a reducir los síntomas.