rinitis.es.

rinitis.es.

Prevención y manejo del asma en niños en la escuela

Fenómeno común en la infancia y adolescencia, el asma es una condición respiratoria crónica caracterizada por inflamación en las vías respiratorias que causa dificultad para respirar. En la mayoría de los casos, los niños experimentan síntomas de asma en la escuela y éstos pueden severamente limitar su calidad de vida y capacidad de aprendizaje. La buena noticia es que se pueden prevenir y controlar los síntomas en la mayoría de los casos. En este artículo explicaremos más sobre el asma en los niños y cómo prevenir y manejar los síntomas en la escuela.

¿Qué es el asma?

El asma es una enfermedad crónica que afecta las vías respiratorias y causa inflamación y constricción de los bronquios. Los síntomas incluyen tos, sibilancias, opresión en el pecho y dificultad para respirar. Los síntomas generalmente empeoran por la noche o temprano por la mañana, y en respuesta a ciertos desencadenantes, como alergenos, irritantes químicos, aire frío o ejercicio físico.

El asma es especialmente común entre los niños, y afecta alrededor del 8% de los niños en los Estados Unidos. Las causas del asma no se conocen con certeza, pero itos estudios sugieren que una combinación de factores genéticos y ambientales están en cada caso.

¿Cómo se diagnostica el asma?

El diagnóstico del asma puede ser difícil porque los síntomas varían tanto de una persona a otra. Los médicos y alergólogos generalmente usan un examen físico completo, un perfil de alergias y pruebas pulmonares para determinar si una persona tiene asma.

El examen físico implica escuchar los pulmones con un estetoscopio para detectar sibilancias, un ruido silbante característico que ocurre cuando el aire fluye a través de bronquios inflamados. Además los médicos a menudo revisan los antecedentes médicos y las pruebas de alergia para identificar posibles alergenos que puedan desencadenar los síntomas del asma.

Para las pruebas pulmonares, el niño respira en un dispositivo llamado espirómetro que mide cuánto aire inhala y exhala y la cantidad de aire que fluye dentro y fuera de sus pulmones. Estas pruebas ayudan a determinar la fuerza y la capacidad de los pulmones.

¿Cómo se previene el asma en la escuela?

La mejor manera de prevenir los síntomas del asma en la escuela es evitar los factores desencadenantes que puedan causar una reacción. Algunas de las medidas preventivas prácticas que pueden tomarse en las escuelas incluyen:

  • Mantener los salones de clases y otras áreas libres de polvo, vapor y otros irritantes químicos, posiblemente mediante el uso regular de filtros de aire y limpieza frecuente.
  • Eliminar o reducir la exposición los ácaros del polvo y la caspa de animales, como utilizando materiales libres de alfombras y láminas de protección de cajas para libros y archivos.
  • Imponer restricciones razonables en actividades al aire libre particularmente en días de alta contaminación o polen.
  • Disponer atención médica inmediata cuando se presente cualquier síntoma y mantener un stock de medicamentos de rescate prescritos por el médico del niño, tales como inhaladores y nebulizadores para el uso de emergencia.
  • Sensibilizar al personal de la escuela acerca de la enfermedad del asma y los signos a detectar para tomar acciones preventivas rápidas.

¿Cómo se maneja el asma en la escuela?

El manejo del asma implica una combinación de medidas para controlar los síntomas y el seguimiento de cualquier cambio en el estado de salud del niño. En la escuela, los siguientes pasos se pueden tomar para ayudar a manejar el asma de un niño:

  • El niño debe tener un plan de cuidado individualizado que se desarrolla en colaboración con el médico de familia y un alergólogo. El plan debe especificar los medicamentos que debe llevar, cómo son utilizados, los síntomas que indican que se requiere atención inmediata y las prácticas y medidas preventivas para controlar el asma en la escuela.
  • Apoyar y fomentar la participación del niño en las actividades físicas y sociales en la escuela, pero previniendo ciertos desencadenantes de asma por el ejercicio, proporcionando medicamentos de rescate disponibles, y estableciendo un régimen de salud con practicantes de educación física.
  • Informar al personal de la escuela y a los compañeros de clase del niño acerca de la enfermedad, los desencadenantes a evitar y los síntomas de un ataque de asma. El médico del niño también puede ser capaz de visitar la escuela para enseñar a todos los interesados sobre la enfermedad.
  • Programar revisiones periódicas con el médico para evaluar el estado de salud del niño y hacer ajustes a su plan de cuidado si es necesario.
  • Enseñar al niño la importancia de seguir su plan de tratamiento y el hogar y en la escuela, y cómo utilizar su inhalador o nebulizador.[/li]

Conclusion

A pesar de que el asma en los niños puede ser difícil de diagnosticar y tratar en la escuela, esta condición es manejable y prevenible con medidas de control eficaces. Al colaborar con médicos, alergólogos y otros profesionales de la salud se pueden desarrollar planes de tratamiento y prevención personalizados para cada niño con casos de asma. La prevención y el control del asma en la escuela puede ayudar a los niños a mantenerse saludables y disfrutar de sus experiencias educativas, reduciendo la posibilidad de ausentismo escolar.